Dermatólogo, tricólogo y cirujano capilar

Sígueme en redes:

EFLUVIO TELÓGENO CRÓNICO

El efluvio telógeno crónico es una alteración del ciclo de crecimiento del pelo que produce una caída del cabello llamativa durante un período de tiempo mínimo de 6 meses. Es frecuente en mujeres jóvenes, pero también puede suceder en edades maduras.

CAUSAS

El efluvio telógeno crónico sucede cuando la raíz del folículo piloso interrumpe su ciclo de crecimiento de manera constante durante más de 6 meses. Los motivos detrás de esta alteración son múltiples. Puede deberse a déficit vitamínicos o de oligoelementos, como tener los niveles de hierro bajos de forma crónica. También puede deberse a un daño específico sobre la raíz, como la toma de medicamentos, enfermedades, situaciones estresantes, etc. En ocasiones los motivos del efluvio son múltiples y en otras situaciones la causa no se podrá identificar claramente. Cuando la causa es tratable (por ejemplo: déficit de hierro) es importante corregirla para que el efluvio telógeno se frene. Estamos recibiendo muchos casos de efluvio telógeno después de la infección por COVID-19 o debido al estrés generado por la situación de confinamientos / restricciones y cambios de hábitos de vida sufridos en los últimos tiempos. Desde nuestro grupo de investigación #TricoHRC, hemos publicado el primer estudio analizando las características de la caída de cabello inducida por la infección SARS-CoV-2. Ver más información de la relación entre el coronavirus y problemas capilares en este LINK.

CLÍNICA Y EVOLUCIÓN

Con el efluvio telógeno crónico es habitual notar una pérdida muy marcada del cabello, dejando pelos aislados o mechones en la ducha, lavabo, sofá, etc. La caída será todavía más alarmante cuando el cabello sea largo y oscuro, ya que su presencia será más evidente. Se acompaña de una disminución del volumen de la melena, que puede notarse al recogerse el pelo con una coleta. En los casos más acentuados se pierde densidad capilar dejando entrever el cuero cabelludo al “clarear”.

El cuadro puede ser reversible, pero requiere una detección correcta de las causas que lo producen y su corrección sostenida en el tiempo. No conduce a una calvicie por sí sola, siempre que el paciente no tenga alopecia androgénica al mismo tiempo, pero recuperar un volumen adecuado de cabello puede tardar muchos meses.

DIAGNÓSTICO

El diagnóstico del efluvio telógeno se realiza clínicamente (con el interrogatorio y la exploración médica) y mediante tricoscopia digital (microscopio de mano utilizado en la consulta). Durante la visita médica se realizará un “pull-test”, para valorar la calidad de cabello tirando de él con suavidad.

Un aspecto importante es realizar un estudio analítico completo. Se solicitarán pruebas de tiroides, niveles de hierro, oligoelementos y vitaminas, y otros parámetros que el médico considere según el caso individual de cada paciente.

TRATAMIENTO

La primera medida a tomar en el efluvio telógeno crónico sería detectar la alteración que lo produce y corregirla. La caída se frenará progresivamente, notando lentamente menos pérdida de pelo. Después comenzará una fase de recrecimiento con pelo fino corto que, poco a poco, se engrosará hasta recuperar la longitud y el tallo habitual. Todo este proceso es muy lento y puede durar hasta 12 meses, no hay que alarmarse si no se nota mejoría antes.

El tratamiento más específico del efluvio telógeno crónico se recomienda cuando:

  1. La causa no se puede eliminar o va a estar presente mucho tiempo.
  2. Queremos favorecer la fase de recrecimiento y preparar el folículo piloso para que regenere el cabello correctamente.
  3. Se detecta una alteración analítica que necesita un suplemento o fármaco.

En todos los casos se recomienda el lavado frecuente del cabello (un mínimo de 3-4 veces a la semana), para eliminar todo el pelo maduro que va a caer tarde o temprano. Al contrario de la creencia general, esta medida acortará la fase de caída y acelerará la llegada de la fase de recrecimiento.

Existen terapias médicas (orales, tópicas, inyectadas) que permiten no sólo estabilizar sino conseguir mejorar la densidad capilar, consulte con su dermatólogo para que analice su caso y valore las mejores opciones.



Solicitar cita

El Dr. Sergio Vañó Galván pasa consulta privada en la Clínica Grupo Pedro Jaén:

Calle Cinca número 30
(El Viso), Madrid

(Quirófanos: calle Cinca 27)

Llame al teléfono
91 431 78 61
y solicite cita
Sígueme en redes:

Diseño Web Artdinamica