Dermatólogo, tricólogo y cirujano capilar

Sígueme en redes:

ALOPECIA ANDROGÉNICA FEMENINA PREMENOPÁUSICA

La alopecia androgénica es una de la formas más frecuente de alopecia, y se estima que puede afectar a por lo menos el 25% de las mujeres a lo largo de su vida.

CAUSAS

La alopecia androgénica femenina es de causa genética y multifactorial, en la que actúan mecanismos tanto andrógeno-dependientes como independientes de los mismos. Si se empieza a manifestar antes de la menopausia se denomina precoz, y si se manifiesta tras la menopausia se denomina tardía. Si empieza a manifestarse antes de la menopausia, se hará más evidente tras la misma, por el efecto de la disminución de estrógenos característica de esta etapa. Puede iniciarse a partir de los 8 años, coincidiendo con la adrenarquia, o sea, el comienzo de la producción hormonal de las glándulas suprarrenales.

En ambas puede haber, o no, un aumento de las hormonas sexuales masculinas (o andrógenos). Los andrógenos inducen una miniaturización de los folículos (es decir, se van haciendo progresivamente más finos) y si no se instaura tratamiento se convierten en vello. Es frecuente que existan antecedentes familiares directos afectados, aunque su ausencia no excluye que pueda aparecer este tipo de alopecia.

En la mujer, la alopecia puede estar asociada con enfermedades concomitantes, como déficits vitamínicos y de hierro, anorexia nerviosa o regímenes hipocalóricos, trastornos hormonales (como el síndrome de los ovarios poliquísticos, síndrome HAIRAN, hiperplasia suprarrenal congénita, tumores suprarrenales u ováricos), etc. Para su estudio es fundamental descartar todas estas causas.

CLÍNICA Y EVOLUCIÓN

La clínica característica de las mujeres con alopecia androgénica es la pérdida de densidad capilar (es decir, que “clarea” el cuero cabelludo). Las zonas más frecuentemente afectadas son la región frontal central y parietal, con un “ensanchamiento” progresivo de la raya media del cabello, conservando la línea de nacimiento capilar (ver imagen-LINK). Con el tiempo puede haber una pérdida difusa a lo largo de toda la región superior del cuero cabelludo.

Existen 3 grados de alopecia androgénica femenina según la escala de Ludwig y Olsen (1 el más leve y 3 el más avanzado) ó 5 grados en la escala de Ebling para la alopecia androgénica femenina con patrón masculino. No todas las pacientes con alopecia androgénica llegarán al grado más avanzado de calvicie, aunque si no se instaura tratamiento lo habitual es que el curso de la alopecia androgénica sea lentamente progresivo, especialmente durante la juventud.

DIAGNÓSTICO

El diagnóstico de la alopecia androgénica se realiza mediante exploración clínica y análisis con tricoscopia digital (microscopio digital utilizado en la consulta) que permite valorar densidad capilar, presencia de variabilidad de los diámetros de los tallos capilares, cuantificación del diámetro capilar y producción sebácea. Gracias a esta técnica de diagnóstico no invasivo, se puede realizar un diagnóstico temprano de forma iniciales de alopecia androgénica, permitiendo a la paciente beneficiarse de un tratamiento precoz para frenar su alopecia. Para el seguimiento de la alopecia androgénica es fundamental una correcta monitorización digital con fotografías estandarizadas, para poder valorar a medio-largo plazo la evolución y respuesta terapéutica a los tratamientos.

En relación a pruebas complementarias, en la mayoría de las ocasiones se requiere realizar por lo menos un estudio analítico inicial para valorar la presencia de alteraciones en parámetros que influyan en el crecimiento capilar, y verificar si existen alteraciones hormonales que se pueden asociar con la alopecia androgénica femenina, comentadas anteriormente.

TRATAMIENTO

El objetivo del tratamiento de la alopecia androgénica es en primer lugar frenar el avance de la alopecia. A día de hoy no existe un tratamiento curativo frente a la alopecia androgénica, es decir, las terapias disponibles deben mantenerse a largo plazo para conseguir mantener los resultados y evitar en la medida de lo posible la progresión de la misma.

No es necesario mantener estos tratamientos “de por vida”, pero cuanto más tiempo se utilicen, mejor será el resultado. Si se suspenden, la paciente notará progresivamente que se pierde parte de la mejoría obtenida a lo largo del tiempo. Se suelen realizar esquemas de tratamiento combinados y pautas flexibles para que el tratamiento sea sostenible y así la paciente pueda mantenerlo, beneficiándose del mismo durante mucho tiempo.

La estrategia habitualmente utilizada es realizar un tratamiento más intensivo al inicio del mismo (primeros 2 años), ya que el efecto de las terapias no comienza a apreciarse hasta los 6 meses, siendo máximo a los 12-18 meses. A partir de entonces, la frecuencia e intensidad de los tratamientos disminuye para hacerlos más cómodos y sostenibles a largo plazo. La multitud de opciones de tratamiento disponibles a día de hoy nos permite realizar cambios que se ajusten a las necesidades del paciente y de su alopecia en cada momento. La mejoría obtenida va a consistir en un aumento de la densidad capilar y engrosamiento del cabello fino existente, en algunos casos muy significativa.

TRATAMIENTOS DISPONIBLES:

1. Fármacos antiandrógenos:

a) Inhibidores de la 5 alfa reductasa (dutasterida, finasterida): Se trata de medicamentos que actúan de forma selectiva sobre la raíz folicular frenando y revirtiendo la alopecia. Son fármacos bien tolerados (ver información de seguridad) y el paciente puede hacer vida normal durante el tratamiento (ejercicio, sol, tomar otros fármacos…). El fármaco dutasteride ha demostrado una mayor efectividad que finasterida especialmente en alopecias difusas o de predominio frontal. Son medicamentos que suelen usarse vía oral, aunque es posible su administración en forma de microinyecciones (ver más adelante) o vía tópica (finasterida tópica). Durante el tratamiento con los mismos y hasta 1 mes (finasterida) ó 6 meses (dutasterida) después de suspenderlos,la mujer tiene que evitar embarazo y la donación de sangre.

b) Otros antiandrógenos: acetato de ciproterona, espironolactona, otros. Actúan de forma similar, evitando el proceso de afinamiento o miniaturización de los folículos. Igualmente hay evitar embarazo y la donación de sangre durante el tratamiento con estos medicamentos. Se suelen combinar con la toma de anticonceptivos vía oral, para corregir alteraciones hormonales que puedan coexistir.

2. Minoxidil:

Se trata de un tratamiento tópico (líquido o espuma) que se aplica sobre la piel del cuero cabelludo y estimula el engrosamiento del cabello. Al llevar un excipiente con alcohol, puede notarse una leve irritación cutánea al inicio del tratamiento, que suele evitarse con los champús adecuados. Recientemente se ha desarrollado un novedoso test clínico (test de la sulfotransferasa) que permite conocer el grado de respuesta individual al minoxidil para ajustar correctamente la concentración más beneficiosa. Para su realización se extraen 3-5 cabellos del cuero cabelludo y se analiza el componente molecular de la raíz sensible al minoxidil. En casos seleccionados, también se puede realizar el tratamiento por vía oral a dosis bajas.

3. Microinyecciones de dutasterida:

Es un tratamiento moderno en el que se infiltra la molécula del antiandrógeno dutasteride directamente en el cuero cabelludo, permitiendo que llegue al a raíz folicular una elevada concentración del medicamento. El procedimiento se realiza en consulta, se aplica anestesia local en el cuero cabelludo para evitar el dolor, dura unos 40 minutos, y no requiere ninguna preparación previa ni cuidado especial posterior. El paciente puede hacer vida normal al salir de la consulta. La molécula tiene un efecto prolongado, por lo que suele ser suficiente con realizar 2-4 sesiones anuales para mejorar la densidad capilar. Este procedimiento puede utilizarse como complemento al tratamiento antiandrógeno vía oral, o incluso como terapia única en casos seleccionados. Puedes conocer más de este procedimiento en este LINK

4. Plasma rico en plaquetas:

Consiste en extraer sangre del paciente de manera similar a una analítica sanguínea, centrifugarla y aislar la porción rica en factores de crecimiento derivados de las plaquetas. Posteriormente se infiltra en el cuero cabelludo previa aplicación de anestesia local. De igual manera que las microinyecciones de dutasterida, no requiere ninguna preparación previa ni cuidado especial posterior. En este caso el esquema de sesiones se debe ajustar a cada caso.

5. Otras terapias médicas:

Existen otros tratamientos que pueden ser de utilidad en casos seleccionados, como el láser de baja potencia, los análogos de prostaglandinas o la mesoterapia combinada con varios principios activos. En el futuro dispondremos de terapias de medicina regenerativa (células madre), pero aun es necesaria más investigación en este campo.

6. Tratamiento médico complementario:

En función de alteraciones analítica u otra patología médica que pueda coexistir.

TRASPLANTE CAPILAR

El trasplante capilar mediante la técnica de los microinjertos es un tratamiento quirúrgico mínimamente invasivo que puede utilizarse como complemento al tratamiento médico para mejorar de forma muy significativa la densidad capilar en las áreas donde se ha perdido. Con la técnica actual, el resultado es totalmente natural. Se puede realizar mediante la técnica FUE (rapando el pelo) o mediante la técnica FUSS (sin rapar). Se realiza en quirófano, no requiere ingreso hospitalario y la recuperación suele ser completa a los 7-8 días de la intervención. El crecimiento de pelo después del trasplante capilar comienza a observarse a partir de los 6 meses de la cirugía, siendo máximo a los 12-15 meses tras la intervención. Ver más información del trasplante capilar.

Referencias biblográficas:
  1. New Treatments for Hair Loss. Vañó-Galván S, Camacho F. Actas Dermosifiliogr. 2017 Apr;108(3):221-228. doi: 10.1016/j.ad.2016.11.010.
  2. Safety and Tolerability of the Dual 5-Alpha Reductase Inhibitor Dutasteride in the Treatment of Androgenetic Alopecia. Choi GS, Kim JH, Oh SY, Park JM, Hong JS, Lee YS, Lee WS. Ann Dermatol. 2016 Aug;28(4):444-50.
  3. The effectiveness of finasteride and dutasteride used for 3 years in women with androgenetic alopecia. Boersma IH, Oranje AP, Grimalt R, Iorizzo M, Piraccini BM, Verdonschot EH. Indian J Dermatol Venereol Leprol. 2014 Nov-Dec;80(6):521-5
  4. Mesotherapy with dutasteride in the treatment of androgenetic alopecia. Saceda-Corralo D, Rodrigues-Barata AR, Vano-Galvan S, Jaen-Olasolo P. Int J Trichol 2017;9:143-5
  5. Mesotherapy using dutasteride-containing preparation in treatment of female pattern hair loss: photographic, morphometric and ultrustructural evaluation.
  6. Moftah N, Moftah N, Abd-Elaziz G, Ahmed N, Hamed Y, Ghannam B, Ibrahim M. J Eur Acad Dermatol Venereol. 2013 Jun;27(6):686-93
  7. Use of low-level laser therapy as monotherapy or concomitant therapy for male and female androgenetic alopecia.
  8. Munck A, Gavazzoni MF, Trüeb RM. Int J Trichology. 2014 Apr;6(2):45-9
Solicitar cita

El Dr. Sergio Vañó Galván pasa consulta privada en la Clínica Grupo Pedro Jaén en su sede central:

Calle Cinca número 27
(El Viso), Madrid

Llame al teléfono
91 431 78 61
y solicite cita
Sígueme en redes:

Diseño Web Artdinamica